Argentina | AGROTÓXICOS | SALUD

Por un mundo sin glifosato

Este sábado 18 de mayo se realizó una nueva Marcha Mundial contra Monsanto/Bayer. Los manifestantes demandan una agricultura limpia pero sobre todo libre de glifosato.

Estas convocatorias contra la transnacional se impulsan desde el año 2013 cuando una activista norteamericana, fundó el movimiento para detener los Organismos Genéticamente Modificamos (OGM) y los agrotóxicos que se necesitan para su cultivo.

Hace 23 años llegó el primer evento transgénico a Argentina, la soja RR, una semilla modificada y producida por Monsanto. Desde ese entonces los cultivos de transgénicos y el uso de agrotóxicos han crecido de manera desmedida.

Alrededor del 80 por ciento del área cultivable del país se utiliza para monocultivos transgénicos que son rociados por 450 millones de litros de agrotóxicos que afecta a 17 millones de personas cada año.

A fines del año pasado, la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal autorizó que las fumigaciones con agrotóxicos se puedan realizar sobre escuelas, viviendas y cursos de agua.

La medida, firmada por el ex gerente de Monsanto y actual ministro de Agroindustria, Leonardo Sarquís, contradice fallos judiciales, ordenanzas municipales y va a contramano del reclamo de decenas de pueblos fumigados de Buenos Aires, que la calificaron de inconstitucional.

En febrero de este año la gobernadora Vidal tuvo que suspender la medida o ante la presión de organizaciones sociales y ambientales de la provincia.

(Con información de FM La Tribu)


Fecha: 18 de mayo de 2019
Lugar: Buenos Aires
Fotos: Nelson Godoy