20140113 sindicatos

    • Versão Português

Mon20092021

actualizado al04:35:02 PM GMT

Back sindicatos La justicia pendiente de Panamá con Changuinola
La justicia pendiente de Panamá con Changuinola
En Montevideo,
Panamá
MEMORIA
La justicia pendiente de Panamá
con Changuinola
Después de cinco años de la masacre en Bocas del Toro, testimonios de las víctimas de la represión y una tardía resolución del Estado.
El 8 de julio de 2010 unos 4.000 trabajadores bananeros del pueblo de Changuinola, en la caribeña provincia panameña de Bocas del Toro, fueron reprimidos salvajemente por el ejército y la policía enviados por el gobierno de Ricardo Martinelli.

Los trabajadores estaban movilizados por reivindicaciones laborales, pero el gobierno los trató como “terroristas”. Un millar de ellos fueron alcanzados por perdigones, dos murieron, otros dos quedaron ciegos y 82 perdieron parcialmente la visión.

Otros seis se suicidaron poco después de los hechos.

La atención médica brindada a los heridos fue absolutamente deficitaria. A uno se le extrajo una bala de su cuerpo recién cinco años más tarde, y son muchos los que todavía hoy padecen dolores de cabeza y otros males producto de la intervención policial.

El Ejecutivo de Martinelli intentó que la masacre permaneciera oculta, pero en julio pasado, bajo una nueva administración, el Sindicato de Trabajadores de la Industria del Banano y Agropecuaria y Empresas Afines (SITRAIBANA) logró, tras una intensa lucha que trascendió las fronteras panameñas, la aprobación de una ley para indemnizar a los afectados.

El video que La Rel presenta a continuación evoca la masacre de 2010 y la lucha contra el olvido que le sucedió, dándoles la palabra los trabajadores bananeros que la protagonizaron.
Rel-UITA
12 de enero de 2016