Argentina | Despidos | Nestlé

Comunicado del STIA de Villa Nueva

El Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Alimentación de Villa Nueva denuncia una nueva práctica para reducir la plantilla laboral en Nestlé Argentina SA. La Rel transcribe a seguir el comunicado completo.

Estimados compañeros y estimadas compañeras, queremos poner de manifiesto que desde el inicio de la gestión del actual gerente Pablo Bonomini se han producido aproximadamente 30 despidos, los que se realizan mediante la modalidad de despido “hormiga “.

Esta práctica supone despidos esporádicos que pasan inadvertidos. Lo que configura esta modalidad es que los puestos no son cubiertos con nuevas incorporaciones, por lo que a la larga la empresa va reduciendo la dotación de personal que es el objetivo del actual gerente.

Por otra parte también se advierten movimientos internos en la fábrica (cambios de sector) invocando un mal entendido de polifuncionalidad, transgrediendo la normativa actual en términos de derecho del trabajo y adelantándose a la flexibilización laboral que se propone desde el gobierno, siendo el principal impulsor de estas medidas dentro de la fábrica la persona que está a cargo del área de la oficina de recursos humanos, el señor Santiago Orellana.

La implementación de estos cambios genera permanente zozobra en el personal respecto a la perspectiva futura de la empresa y una supuesta crisis del sector.

En conclusión lo que creemos es que estas empresas están actuando como financieras y no como empresas de la industria de la manufactura.

Cabe señalar además que Nestlé Argentina SA junto con otras transnacionales del sector son las principales lobistas de la reforma regresiva e inconstitucional que se plantea a nivel gubernamental y que apunta, en nuestro caso concreto, a flexibilizar las tareas dentro de la planta.

Esto implicará un profundo deterioro en las condiciones de trabajo afectando las relaciones de fuerza en beneficio de las grandes empresas y en un claro detrimento de la dignidad de los trabajadores y trabajadoras.

Desde el STIA repudiamos totalmente estas metodologías nocivas, propias de ambiciones personales nunca vividas con otros gerentes y destacamos que esta situación viene agravando las relaciones entre la entidad sindical a nivel local y nacional, y la empresa, poniéndonos en alerta para futuras medidas de acción directa.

Contamos con el apoyo de todos los compañeros y compañeras para frenar nuevas medidas que afecten a la clase obrera.