Argentina | Sindicatos | DECLARACIÓN

Declaración de organizaciones sindicales y sociales de Córdoba ante la reforma laboral del gobierno de Macri

Sufrimiento, denuncia y compromiso

El Plenario de Delegaciones Regionales de CGT de la Provincia de Córdoba y diversas organizaciones sociales emitieron el 4 de mayo, al término de un encuentro, una declaración en la que denuncia los ataques a los puestos de trabajo y el poder adquisitivo de los salarios de los trabajadores y trabajadoras que significa la reforma laboral impulsada por el gobierno argentino. Transcribimos los pasajes centrales del comunicado.

A las cesantías que se siguen registrando en el ámbito del Estado, se suman ahora las que se registran en sectores industriales, en general producto de la apertura indiscriminada de las importaciones.

Así, por ejemplo, la industria del calzado registra una pérdida de 6.000 puestos de trabajo en todo el país, según denuncia el Sindicato del Calzado, consecuencia de un incremento de las importaciones en más del 53 por ciento desde 2015.

Afirma el Sindicato que “de la totalidad del calzado que llevan en sus pies los habitantes de nuestro país, casi un par por habitante es de origen importado”, sin que los precios de esos productos hayan bajado.

Otro caso emblemático es de la industria textil, que registra una caída de la actividad de más del 6 por ciento y un incremento en las importaciones del 25.

Conocida es la situación de la empresa Carrefour, con un procedimiento de crisis en marcha que ya generó retiros voluntarios, rebaja de aportes a la seguridad social y amenaza de despidos, consecuencia de la caída en las ventas por el aumento indiscriminado de los precios.

Ello acrecienta dramáticamente la masa de trabajadores y trabajadoras desocupados o que forman parte de la denominada “economía popular”, en la que sobrevive el 40 por ciento de la masa laboral argentina.

El núcleo duro de la inflación golpea con
mayor dureza a los más pobres

El gobierno presupuestó primero una inflación del 10 por ciento. A las pocas horas se la llevó al 15 y hoy hasta el Fondo Monetario Internacional sostiene que será sustancialmente mayor.

Mientras tanto, los sectores más ricos y concentrados de la economía, beneficiarios de esta situación, continúan remarcando alegremente los precios.

Frente a ello, se pretende imponer un techo del 15 por ciento de aumento salarial a las paritarias, con cláusulas de revisión de dudosa implementación.

Nuevamente se busca anclar la inflación bajando los salarios y el poder de compra de los trabajadores, trabajadoras y de los más pobres.

Un párrafo aparte merece el tarifazo, repudiado por gran parte de la sociedad, un verdadero golpe a los bolsillos, que representa más del 20 por ciento del salario de una gran franja de la sociedad y acrecienta escandalosamente los beneficios de las empresas prestatarias de los servicios.

La corrida cambiaria a la que asistimos en los últimos días es un claro signo de los problemas generados por la política económica, que al mismo tiempo profundiza la agresión a los salarios a través del aumento en los precios de los artículos de primera necesidad.

Cuando crece exponencialmente el endeudamiento externo, la actividad más lucrativa es la timba financiera y los bancos acumulan ganancias astronómicas.

Los trabajadores y trabajadoras ya sabemos que los que vamos a pagar el ajuste y esa fiesta somos los asalariados con nuestros salarios, los pasivos con sus jubilaciones y pensiones, los trabajadores de la economía popular con más informalidad y más pobreza.

Criminalización de la lucha sindical

El simultáneo ataque a las organizaciones sindicales, instituciones de la democracia para la defensa de derechos y a sus dirigentes y a los convenios colectivos, habla a las claras de que el modelo pretende que se profundice una distribución regresiva de la riqueza que favorezca a los más ricos y poderosos.

En nuestra provincia, esta ofensiva incluye la sanción de una ley que intenta reglamentar el derecho de huelga, oportunamente rechazada por todo el movimiento obrero.

En la culminación de este encuentro, ratificamos en su totalidad las consignas que venimos sosteniendo, así como el compromiso de seguir denunciando y resistiendo y trabajando por la defensa de los intereses de los trabajadores y trabajadoras en el camino hacia la plena vigencia de la justicia social.

Expresamos nuestro decidido apoyo a las acciones como las movilizaciones dispuestas por la CGT Nacional y convocamos a concentrarnos y movilizarnos en Córdoba el próximo 29 de mayo en la conmemoración del 49 aniversario del Cordobazo.


Delegaciones Regionales de CGT de Rio Cuarto, Córdoba, Villa María, Bell Ville, Cruz del Eje, Punilla, San Francisco y Laboulaye, Mesas de Unidad Sindical de Rio Tercero, Huinca Renancó y La Carlota, Federaciones Universitarias de Rio Cuarto y Villa María
Movimiento Cooperativo del Sur.