Argentina | DDHH | Sociedad

Abuelas de Plaza de Mayo cumplen 40 años y celebran aparición de la “nieta 125”

“Una verdad más”

El mismo día en que festejaba su 40 aniversario, Abuelas de Plaza de Mayo anunció la recuperación de la “nieta 125”, de los más de 500 hijos de desaparecidos en Argentina que todavía no han podido recuperar su identidad.

Se trata de la hija de Lucía Rosalinda Victoria Tartaglia, una joven estudiante de derecho secuestrada en la ciudad de La Plata el 27 de noviembre de 1977.

Lucía fue vista en varios campos de concentración y mantenida con vida al menos hasta 1979. Pudo escribirle un par de cartas a su hermano. En la última le anunciaba que estaba embarazada y que daría a luz a principios de 1979. Después más nada. La identidad del padre la niña no ha sido confirmada.

“Una vez más celebramos la libertad de una nueva nieta que se atreve a conocer su verdad y alentamos a todos aquellos que pueden aportar información que así lo hagan. Bienvenida nieta 125 a la verdad”, dijo el jueves 26, en un acto en Buenos Aires Estela de Carlotto, presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo.

Uno de los oradores en el mitin fue José Bastamente García, que hasta ese momento era el “nieto recuperado” más reciente.

“Agradecer. Agradecer. Por la lucha, por el trabajo incansable, por las 124 verdades y que sean muchas más”, dijo, sin saber que las verdades serían apenas después una más.

También estuvo en el acto Lorena Battistiol, que busca todavía a su hermano o hermana nacido en cautiverio. Y por supuesto todas las mujeres sobrevivientes de aquel 1977 fundacional, algunas de ellas bordeando actualmente los 80 años o incluso los 90.

“Cuarenta años es casi la totalidad de la vida de muchos de los que están aquí. Vida. Eso es lo que reunió a estas mujeres”, escribieron a las Abuelas un grupo de nietos y hermanos de desaparecidos.

“Ellas pudieron ir recuperando trozos desprendidos, trozos de cada argentino que junto a ellas perdieron parte de su identidad. Lograron transformar todo ese amor que llevaban adentro en justicia, arte, ciencia, educación. Hoy podemos decir que esa lucha es colectiva. A nuestras Abuelas las compartimos con todo un pueblo que las abraza”, dijeron.

Al final del acto los presentes fueron convocados a participar en la marcha prevista para el 1 de noviembre para pedir justicia para Santiago Maldonado, el joven artesano solidario con la causa mapuche que desapareciera misteriosamente tras una embestida de la Gendarmería en la provincia de Chubut, el 1 de agosto pasado, y cuyo cuerpo emergiera, también misteriosamente, casi dos meses después en las aguas de un río.