Brasil | Frigoríficos | JBS

JBS pagaría unos 9 millones de dólares por irregularidades laborales

El Ministerio Público del Trabajo de Bahía y el Proyecto Nacional de Frigoríficos demandaron a Seara Alimentos Ltda. y a JBS, en 8,7 millones de dólares por daños morales colectivos.

Las irregularidades -en materia de respeto de normas sanitarias y de seguridad- fueron constatadas en el frigorífico de la empresa propiedad de JBS en São Gonçalo dos Campos, donde se han registrado en los últimos años más de 50 accidentes de trabajo con mutilaciones y dos muertes.

El comienzo de las investigaciones fue en 2008, cuando la empresa se llamaba todavía Avipal.

La empleada Janete Gomes de Souza sufrió en esa época un accidente mientras manejaba un equipo sin estar capacitada para ello y sin las protecciones debidas, resultando lesionada en la cabeza.

Después de la adquisición de Avipal por Seara Alimentos, otro accidente, en 2013, llevó a la muerte a Valmir Nascimento Fernandes, que quedó atrapado en un ascensor.

En 2016, otro fallecimiento, esta vez de Osmar Brandão Cazumbá, llamó la atención del MPT por la cantidad de accidentes fatales en la empresa.

El trabajador realizaba la limpieza de una máquina cuando cayó y fue aplastado, sufriendo traumatismo craneoencefálico, raquimedular y torácico.

Tanto los fiscales del Trabajo, técnicos del CESAT* y la Policía Técnica reconocieron la responsabilidad de la empresa en estos hechos, por la ausencia de seguridad en el local.

Por otro lado, una investigación realizada por el MPT comprobó que, sólo en el período del 16 de septiembre al 16 de octubre de 2017, los trabajadaores y trabajadoras de la empresa debieron laborar durante más de 10 horas diarias en 1.132 jornadas.

El frigorífico tampoco respeta el pago de horas extra y la reducción de horario laboral durante las noches.

El MPT pidió una medida cautelar de urgencia para que el frigorífico disponga iniciativas de protección a sus empleados, cumpla los límites de la jornada laboral y la reducción de la hora nocturna.

La demanda fue presentada tras ocho intentos infructuosos de negociación con la compañía propiedad del grupo JBS.

Firmaron la Acción Civil Pública el procurador jefe Luís Carlos Gomes Carneiro Filho, las procuradoras del Trabajo Silvia Siqueira Valença, Annelise Fonseca Leal Pereira y Rosineide Mendonça Moura y los coordinadores del Proyecto de Frigoríficos, Lincoln Cordeiro y Sandro Sardá.

Según expresó la procuradora Silvia Siqueira, “en cada etapa de las investigaciones quedó en evidencia el ambiente de trabajo nocivo en la empresa, así como los efectos negativos y permanentes sobre la salud de sus empleados”

MPT

Nota del Editor: Agradecemos a Sandro Sardá el envío de esta noticia

*Nota del Traductor: Centro Estadual de Referência en Salud de los Trabajadores