“Los pesticidas nos dejaron estériles”

Decenas de miles de extrabajadores aseguran que son estériles debido a un pesticida utilizado por empresas estadounidenses en plantaciones de banano en América Latina en la década de 1970. Grace Livingstone investigó en Panamá la lucha de décadas de los trabajadores por obtener justicia.

Un fallo sin precedentes

Una empresa que terceriza servicios al estado deberá pagar a un trabajador contaminado por agrotóxicos un salario mensual durante 34 años. La condena de una compañía contratada por el gobierno federal no es común y sienta un precedente importante.

Las semillas de la desesperación

Suicidio y agricultura constituyen una combinación tóxica cada vez más evidente. Esto es lo que se desprende de un documental recién publicado (disponible aquí) por Folha de São Paulo [1], en el que se denuncia el preocupante fenómeno, en constante aumento, de los suicidios en las zonas rurales [2].

Contaminación y cáncer en Paraná

El agua que abastece a 127 ciudades brasileñas en las que viven unas 5,5 millones de personas está altamente contaminada por agrotóxicos, y esa contaminación estaría en el origen de al menos medio millar de casos de cáncer. El estado y los productores sojeros se lavan las manos.

Denegación de justicia

Hace años que Julio de los Santos intenta que se lo repare por los graves daños a la salud que le provocó la exposición constante a agrotóxicos mientras trabajaba para una empresa arrocera. La justicia amagó con hacerlo, pero luego dio marcha atrás.

Venenos de importación

Un informe de la asociación Amigos de la Tierra afirma que en Brasil cada dos días muere una persona como consecuencia de la contaminación por agrotóxicos y que las transnacionales agroquímicas europeas, líderes mundiales del sector, gastan millones de euros en respaldar al lobby del agronegocio en ese país.