La guerra contra los sectores populares

La violencia estatal contra la población negra y pobre en Brasil sigue un patrón, no es ni casual ni coyuntural, sino permanente y sistémica. Pero ahora el gobierno de Jair Bolsonaro milita abiertamente a favor de los uniformados, defiende la dictadura militar y niega que hayan existido torturas y crímenes.

Peligro inminente

La irresponsabilidad empresarial y la desidia del estado comen en el mismo plato. Al menos ocho represas de la minera Vale están con una advertencia de peligro de derrumbe en el estado de Minas Gerais.