La mala entraña

La empresa DOLE, retoño de la antigua United Fruit, ha heredado −y perfeccionado− los viejos métodos antisindicales y de indiferencia hacia los derechos laborales y hasta de los derechos humanos de los trabajadores que emplea.

Chiquita: Verde e amarela

In the distinctly agro-industrial region of northern Costa Rica, devoted primarily to pineapple and banana crops, more than 200 Chiquita Brands workers were illegally dismissed so that the transnational corporation could evict them and demolish their houses. We spoke about this with Didier Leitón Valverde, general secretary of the Union of Agricultural Plantation Workers (SITRAP).

Apostando al diálogo social

Maikol Hernández Arias, secretario general de la Federación Nacional de Trabajadores de la Agroindustria, Gastronomía, Hotelería y Afines (FENTRAGH) de Costa Rica evalúa en el siguiente Podcast la reunión virtual convocada por el viceministro de Trabajo y Seguridad Social, para tratar sobre libertad sindical y despidos discriminatorios en la transnacional DOLE y su subsidiaria finca Muelle.

Chiquita: verde y amarela

En la región netamente agroindustrial, con mayoría de cultivos de piña y banano al norte de Costa Rica, más de 200 trabajadores de Chiquita Brands fueron despedidos ilegalmente para que la transnacional pudiera desalojarlos de sus viviendas y demolerlas. Sobre esto hablamos con Didier Leitón Valverde, secretario general del Sindicato de Trabajadores de Plantaciones Agrícolas (SITRAP).

La importancia de las alianzas estratégicas

En las fincas al servicio del capital transnacional la persistencia antisindical es sello de distinción. Sindicatos, convenciones colectivas, reivindicaciones obreras son eliminadas de raíz en los campos de Costa Rica. El secretario general de Fentragh analiza ese escenario donde la percepción democrática del país vista desde afuera, ignora por completo el avasallamiento sistemático de derechos humanos producido por el feudalismo agrario en lo profundo de las plantaciones.

“A puro coraje y a pura moto”

La presencia de sindicatos en el ámbito de la agroindustria costarricense es ínfima, y para contabilizar el número de convenciones colectivas vigentes bastan los dedos de una mano. En otros países no se celebraría con tanto énfasis la firma de un convenio colectivo, pero en Costa Rica, en cambio, es como un eclipse, un fenómeno extraño que se da una vez cada tanto, cuando los astros se alinean.

Un pueblo movilizado por sus derechos y su dignidad

ANDE y Rel UITA se encontraron y estrecharon lazos en reiteradas acciones de solidaridad, en la defensa de la educación pública, la organización sindical de base, en los ámbitos de pelea y promoción de la soberanía alimentaria, respaldando los justos reclamos de los pueblos originarios y coordinando tareas en búsqueda de la igualdad y equidad de género, y firmaron un convenio de cooperación en febrero de este año.