Guatemala en su cambalache

Llegamos a su oficina en el centro de la Ciudad de Guatemala. Una colmena habitada por varias organizaciones sociales, donde el tránsito es incesante y estridente. En medio del zumbido de diálogos intensos que se cuelan en la sala, la voz de Aldo se eleva con firmeza, al tiempo que hinca el diente en la durísima realidad guatemalteca que tanto lo indigna y enfurece.

“Los sectores democráticos deben dejar de lado sus egos para cambiar al país”

Procurador de los Derechos Humanos de la República de Guatemala desde 2017, Augusto Jordan Rodas, es reconocido como baluarte ético y democrático en un país donde la corrupción cabalga desbocada, sin límites. Nos recibe en su despacho, afable y atento como es su costumbre. En el apretado abrazo siento al amigo en su calvario, en sus horas más complicadas, aunque para él nunca fue fácil. El diálogo comienza en una atmosfera invadida por la incertidumbre.

“El agronegocio es el responsable de estos crímenes”

El asesinato del periodista británico Dom Phillips y del experto en culturas indígenas Bruno Pereira y la confirmación del hallazgo de sus cuerpos desmembrados y quemados ayer 16 de junio conmocionó al mundo. Sin embargo, esta violencia que se ampara en la impunidad y se envalentona con el discurso de odio del actual gobierno es algo que los pueblos originarios y sus defensores viven desde hace décadas.

Denegación de justicia

Hace años que Julio de los Santos intenta que se lo repare por los graves daños a la salud que le provocó la exposición constante a agrotóxicos mientras trabajaba para una empresa arrocera. La justicia amagó con hacerlo, pero luego dio marcha atrás.