Un día de alegría

Con el acto de la exhumación de Francisco Franco del auto-mausoleo de Cuelgamuros, construido con el trabajo forzoso/esclavo de miles de presos políticos para mayor gloria de la dictadura, se restituye, un poco, la dignidad de tantos represaliados y asesinados por orden de este genocida y criminal de guerra.

Una imprevista reacción popular

Apenas llegó al poder, el presidente Lenín Moreno se alió con la derecha política, adueñándose del movimiento Alianza País y abriendo la puerta a la “diplomacia” norteamericana y sus asesores y a los más conspicuos representantes del capital financiero y de los grupos de poder congregados en las Cámaras de Comercio y de la Producción.