Brasil, el nido del Cóndor

La semana pasada, nuestro asesor en derechos humanos y presidente del Movimiento de Justicia y Derechos Humanos (MJDH), Jair Krischke viajó a Buenos Aires invitado al Ciclo de Encuentros que organiza el Instituto de Políticas Públicas en Derechos Humanos (IPPDH) del Mercosur.

“El sindicato está en mi sangre”

Lleva 34 años en el movimiento sindical, desde aquel día en que ingresó al Sindicato de Trabajadores de la Alimentación de la ciudad de Encantado. Participó del Programa de Educación de la Federación de Trabajadores de la Alimentación del estado de Río Grande do Sul y la UITA −referencia histórica del sindicalismo brasileño−. El paso de los años ha acentuado sus rasgos italianos y aunque se la nota preocupaba por un quebranto de salud, su sonrisa jovial continúa indestructible.

¡Cuánto tiempo, Tchê!

Llegamos a la ciudad de Caxias do Sul, en el corazón de la sierra gaúcha. La compañera Arlete Schmitz es nuestra guía distinguida en la visita al Sindicato. Por el largo pasillo y las salas anexas ella nos va presentando dirigentes y funcionarios, hasta que se detiene, su mirada se torna risueña, cómplice y dice: “mira quién está aquí”. Sentado en medio de libros, cajas y papeles, como ha sido siempre, está Milton Francisco dos Santos. Se para, me abraza y exclama: ¡Cuanto tiempo, Tchê!.…