Solidaridad mata neoliberalismo

Nadie en el movimiento sindical mundial quiere volver a la vieja normalidad. ¿Qué se necesitará para cambiar el eje del debate? ¿Será la forma en que nos organizamos o los reclamos que hacemos? ¿Necesitamos reimaginar el trabajo, la economía o la democracia? ¿O quizás los tres?

El futuro del té en Unilever

Unilever anunció oficialmente el 23 de julio de 2020 que escindirá gran parte de su negocio de té a una «institución aparte» y que espera que la separación finalice para fines de 2021.

Nuevos actores colectivos

Una de las novedades positivas que se produjeron durante la pandemia de coronavirus es la movilización y la organización de miles de repartidores precarios que trabajan para aplicaciones, sin la menor regulación ni derechos laborales. A grandes rasgos pueden observarse dos grandes tendencias: la protesta en la calle y la creación de cooperativas para ganar en dignidad y autonomía.

La Federación fiscaliza a diario la aplicación de los protocolos

Ayer se realizó una teleconferencia de la División Carne de la UITA, donde participaron unos 40 dirigentes. Fantini, secretario general de la Federación Gremial del Personal de la Carne y sus Derivados de Argentina, informó sobre la situación del sector y la pandemia del Covid-19. A continuación transcribimos lo sustancial de su intervención.

Compro dolor por libertad

Bayer convino esta semana en los tribunales estadounidenses destinar más de 12.000 millones de dólares a indemnizar a decenas de miles de víctimas del agrotóxico Roundup, producido por Monsanto, la transnacional que adquirió en 2018. Pero no se compromete a dejar de fabricar ese veneno.

La puerta está abierta, caminemos

A medida que pasan los días, las semanas, y los meses, quienes intentamos mantenernos informados con fuentes variadas y de supuesta calidad comprobamos que es casi imposible comprender cabalmente dónde y cómo fue que el primer ser humano recibió al COVID-19.

El 1 de Mayo es nuestro día, aunque sea en el encierro

Las palabras proyectadas en una pared durante las protestas masivas del año pasado en Chile resuenan ahora en todo el mundo: “No volveremos a la normalidad, porque la normalidad era el problema”. La gigantesca crisis económica que acompaña a la propagación de la COVID-19 muestra esa normalidad con toda crudeza.