Todo por el lucro

Las empresas peruanas del sector de la alimentación están aprovechando las restricciones impuestas por el gobierno por el avance de la pandemia de coronavirus para modificar horarios laborales y hacer trabajar a sus empleados 12 horas corridas, dijeron a La Rel Alexander Caballero y María Tafur, secretario general y secretaria general adjunta de la Federación de Trabajadores de la Alimentación (FNT-CGTP-ABA).

Manolo, por siempre Manolo

En el malecón habanero la noche es sofocante. Juan Mendoza enciende un puro y sin mediar entremés hace alarde de su destreza en el cante flamenco. La gente lo rodea, curiosa, amigable y festeja con bulla y gestos rítmicos sus improvisaciones en medio del rumor síncope del oleaje caribeño.

“Parece que la vida de las personas no vale nada”

El pasado jueves los trabajadores y trabajadoras de JBS en las localidades de Forquilhinha y Nova Veneza en Santa Catarina representados por el Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Carne y Región (SINTIACR) manifestaron contra lo que consideran una irresponsabilidad de la compañía al no adoptar los protocolos sanitarios dispuestos para frenar la pandemia de coronavirus y fueron violentamente reprimidos por la policía. Célio Elias, ex presidente y actual asesor del sindicato, conversó al respecto con La Rel.

“La violencia en el campo brasileño es histórica”

“Necesitamos gestar una red de organizaciones, volver a organizarnos, reagruparnos para poder enfrentar este rebrote de violencia”, dijo Carmen Foro, secretaria general de la Central Única de Trabajadores (CUT) y exdirigente de la Confederación Nacional de Trabajadores de la Agricultura (Contag), en la apertura del seminario “Derechos humanos y seguridad en la acción sindical”, realizado los días 5 y 6 de marzo en Brasilia.

Todo sea por el lucro

Este jueves 19, en las unidades de JBS de Forquilinha y Nova Veneza en Santa Catarina los trabajadores y trabajadoras de los diferentes turnos se manifestaron porque la transnacional cárnica no ha tomado ningún tipo de medida para paliar la crisis sanitaria provocada por la pandemia del conronavirus, y fueron brutalmente reprimidos por la policía civil y militar incluso dentro de las instalaciones de la empresa.