Una imprevista reacción popular

Apenas llegó al poder, el presidente Lenín Moreno se alió con la derecha política, adueñándose del movimiento Alianza País y abriendo la puerta a la “diplomacia” norteamericana y sus asesores y a los más conspicuos representantes del capital financiero y de los grupos de poder congregados en las Cámaras de Comercio y de la Producción.

Es el modelo, estúpido

Argentina llega a estas elecciones con sus peores indicadores desde la crisis de 2001-2002: más de la tercera parte de la población en la pobreza, 8 por ciento de indigentes, salarios por el piso, alta inflación, endeudamiento récord.

¡Lo queremos libre!

Rommel Herrera es un joven maestro que fue acusado de “daños” e “incendio agravado” en perjuicio de la Embajada de Estados Unidos, luego de una manifestación pacífica en el marco de las protestas iniciadas por la Plataforma por la Salud y Educación ante la posibilidad de la privatización de ambos sectores por parte del gobierno del Juan Orlando Hernández.

Represión y autoritarismo

El jueves 3 el pueblo ecuatoriano salió a las calles a protestar pacíficamente contra las medidas económicas y fiscales del gobierno de Lenín Moreno. Los miles de manifestantes fueron brutalmente reprimidos, hubo más de 200 detenidos y decenas de heridos, lo cual certifica el buen estado de salud del aparato represor y su intencionalidad política.