Faises, reincidente

Faises (Symbiosis), empresa proveedora de cannabis legal para el Estado uruguayo, reincide en su conducta antisindical. Luego de siete meses vuelve a despedir a la delegada y vocera sindical Adriana Viera, de la Unión de Trabajadores Rurales y Agroindustriales del Sur del País (UTRASURPA).

Conflicto en avícola Tres Arroyos

La Unión de Trabajadores Rurales y Agroindustriales del Sur del País (UTRASURPA) denuncia el incumplimiento en los plazos de pago por parte de la empresa y se declara en conflicto. Este jueves, en una audiencia en el Ministerio de Trabajo, el Sindicato presentó una serie de puntos para subsanar la situación. Karen Val y Danilo Iglesias dirigentes de UTRASURPA y trabajadores de Tres Arroyos explicaron a La Rel las causas del reclamo.

Justicia universal

El fallo anterior había decepcionado a los denunciantes, pero la justicia italiana ahora se rectificó y condenó en segunda instancia a cadena perpetua a 24 militares y civiles sudamericanos por los delitos de lesa humanidad cometidos en el marco del Plan Cóndor.

Uruguay fumigado

El centro de Montevideo se llenó de apicultores que con sus equipos de trabajo y colmenas manifestaron pidiendo sanciones a las empresas y agricultores que usan agrotóxicos de manera indiscriminada y una indemnización por la mortandad masiva sus abejas.

Las mieles de la ira

En una década, más de 1.500 apicultores, de los 4.500 que había en Uruguay abandonaron la actividad, en su mayoría porque las abejas se mueren por el uso indiscriminado de agrotóxicos y ya no pueden exportar su miel a mercados que exigen una producción “natural”.

Jóvenes bajo la lluvia

Cada vez son más los jóvenes que se suman a las Marchas del Silencio, que desde 1996 recorren las calles del centro de Montevideo los 20 de mayo en reclamo de verdad y justicia sobre las violaciones a los derechos humanos bajo la dictadura.

Nunca me gustaron los paraguas

Me parecen artefactos bastante traidores y evito caer en sus trampas. Hoy fui por primera vez a la marcha sola. Llegué a 18 para incorporarme a ese río de gente susurrante, arrastrándonos a paso litúrgico.