CERVEZA | inicio | Sindicatos | Uruguay

Nueva directiva asume con ímpetu de cambios

En octubre pasado, el Centro Gremial Maltería Uruguay (CGMU) realizó elecciones que produjeron un gran cambio en la Comisión Directiva. En entrevista con La Rel, Álvaro Correa y Raúl Cameroni, nuevos presidente y vicepresidente, hablan sobre las expectativas y desafíos de una directiva que asume con ímpetu de cambios.

“Lo bueno de estas últimas elecciones es que asumieron varios compañeros jóvenes, lo que nos está permitiendo el recambio generacional dentro del gremio y volver a posicionarnos como organización en los diversos frentes sindicales, ya sea en el ámbito departamental, nacional e internacional a través de la UITA”, señaló Correa.

“De los espacios que nos ofrece la UITA queremos profundizar en conocimiento, y sobre todo estar en contacto con otros trabajadores cerveceros del país y de la región”, remarcó.

Consultados acerca de los objetivos de gestión para el corto plazo, ambos coincidieron en que es necesario formar y fortalecer las bases sindicales y extender a todos los frentes el accionar gremial.

“Sabemos que somos relativamente nuevos en esto y que necesitamos aprender mucho todavía, de ahí la importancia de contar con espacios de formación ya sea dentro de nuestra central, el PIT-CNT, como en la UITA”, acotó Correa.

Raúl Cameroni subrayó a su vez la importancia de trabajar con todos los gremios de malterías del interior de Uruguay, en los departamentos de Colonia, Canelones y Paysandú.

Unirnos para negociar un único convenio colectivo es uno de los grandes desafíos que se nos presenta”, dijo.

Sobre el regreso a las actividades de la Regional, el novel dirigente dijo estar dispuesto a aprender y trabajar para sumar.

“De nuestra participación en la UITA buscamos informarnos para contar con argumentos y hechos concretos que nos permitan posicionarnos de mejor manera a la hora de negociar con AB Inbev, una compañía que no para de crecer pero que a la hora de negociar con los trabajadores es reacia”, destacó el dirigente.

“No queremos que nos pase nuevamente lo que sucedió en la negociación colectiva de 2015, cuando AB Inbev, una semana antes que comenzaran los Consejos de Salarios, envió casi a la totalidad de la plantilla al seguro de paro, una estrategia que obligó a los sindicatos a negociar a la baja”, disparó Correa.

Maltería Uruguay es una de las tres malterías que posee la gigante de la cerveza AB Inbev en el país. Está ubicada en la localidad de Nueva Palmira y se dedica a la producción de cebada malteada, mayoritariamente dirigida al mercado brasileño.

De monopolios y megafusiones
Un gen con historia

“La estrategia financiera, el apetito de compra y la política laboral de la cervecera brasileña Brahma se trasladaron a las compañías que fueron surgiendo luego de su fusión con Antarctica en 1999, de la cual nació AmBev.

A ese fenómeno lo denominamos gen Brahma”, escribía hace varios años Enildo Iglesias, ex secretario regional de UITA y actual asesor de su Secretaría Latinoamericana.

Después de su primera fusión a fines del siglo XX, la brasileña Ambev se fusionó con la belga Interbrew (2004) convirtiéndose en Inbev, y cuatro años después compró a la estadounidense Anheuser Busch, pasando a ser AB Inbev.

En el ínterin, InBev adquirió la cervercera Fujian Sedrin de China (2006). En 2007, incrementó su paquete accionario en Quinsa, fortaleciendo su presencia en Argentina, Bolivia, Chile, Paraguay y Uruguay.

En junio de 2012, AB InBev anunció la compra del 50 por ciento restante del Grupo Modelo de México (Cerveza Corona).

El gen Brahma volvió a manifestarse con avidez en los últimos dos años.

Entre los negocios efectuados por la transnacional en 2015 se destaca la alianza estratégica adoptada entre Ambev Perú y la firma centroamericana CBC para desarrollar el mercado de cervezas y bebidas en esa región.

En Colombia, a través de un comunicado emitido por Bogotá Beer Company (BBC), la empresa confirmó la firma de un acuerdo de venta por el 100 por ciento de sus acciones a AB Inbev.

En Brasil, adquirió Colorado, especializada en cervezas artesanales de Ribeirão Preto, por un monto no revelado.

Como broche de oro, en octubre de 2015 la compañía se fusionó con SABMiller, logrando neutralizar su competencia en Europa y África.

En 2016 puso el ojo en el mercado de jugos naturales y abrió negociaciones para la compra de Río Do Pozo, una empresa fundada en 2007 por el empresario Marcos Leta que factura alrededor de 200 millones de reales.

Los trabajadores y trabajadoras cerveceros de la región, ahora más que nunca deben estar atentos al gen Brahma y organizarse para hacerle frente.