Honduras | Sindicatos | DDHH

El STAS reclama intervención del ministro de Trabajo por situación en meloneras

Fyffes hace lo que quiere

El Sindicato de Trabajadores de la Agroindustria y Similares (STAS) protestó ante el ministro de Trabajo y Seguridad Social de Honduras, Carlos Madero Erazo, por la falta de reacción del gobierno ante la situación de las trabajadoras de las empresas meloneras propiedad de la filial de la transnacional Fyffes/Sumitomo.

El 28 de agosto, una delegación del STAS, acompañada por la Rel-UITA, se reunió con el secretario del ministerio Jorge Bográn.

Le presentaron en la ocasión tres reclamos elevados a su secretaría desde marzo último, que no fueron respondidos: una solicitud de mediación en Agromeza Guanacastales, una solicitud de conciliación en Agroguay y una ampliación de inspección general en esas dos compañías del sector palmero.

Ambas empresas pertenecen al Grupo Jaremar, que está conformado por un conjunto de empresas hondureñas con cobertura centroamericana.

La delegación sindical recordó también al funcionario ministerial la grave situación en Sur Agrícola de Honduras (Suragroh) y Melon Export SA (Melexsa), subsidiarias de Fyffes, que a su vez ha sido recientemente adquirida por la japonesa Sumitomo. En esas compañías violan habitualmente los derechos de sus trabajadoras y trabajadores a la libre asociación y a condiciones de trabajo dignas.

La situación de las meloneras en Honduras ha sido abundantemente denunciada por el STAS y la Rel-UITA a nivel nacional e internacional, señaló en su carta al ministro el presidente del STAS, Tomás Membreño.