ELECCIONES | Honduras | Sociedad

Gendarme de Centroamérica

Radio Mundo Real entrevista a Carlos H Reyes, presidente del Stibys, sobre las claves internas y externas del fraude electoral y la continuidad del Juan Orlando Hernández

“Al confirmarse la continuidad de Juan Orlando Hernández como presidente mediante fraude electoral, aquí ya no habrá constitución que valga y las posibilidades son de una gran masacre” contra la población en las calles, dice desde Tagucigalpa Carlos Humberto Reyes.

A nueve días de realizadas las elecciones presidenciales en Honduras, observadores internacionales e integrantes en minoría del Tribunal Supremo Electoral han confirmado el manejo irregular de los cómputos con la intención de mantener en el gobierno a Juan Orlando Hernández, del Partido Nacional.

El conteo viene realizándose, además, con suspensión de garantías individuales a través del decreto de toque de queda impuesto por el mandatario que busca la reelección.

No obstante, la medida no ha surtido efecto en la población que ve robarse la voluntad expresada en las urnas, quien ha respondido masivamente en actos callejeros y cacerolazos nocturnos a la convocatoria de la Convergencia contra la Dictadura.

Hernández va por la reelección que está vedada explícitamente por la Constitución hondureña, con el silencio cómplice, en los meses previos y ahora que el proceso de escrutinio ha perdido toda credibilidad, de representaciones internacionales de suma influencia, como los Estados Unidos y la Unión Europea, señala en esta entrevista el dirigente sindical.

Reyes es presidente del Sindicato de Trabajadores de la Industria de Bebidas y Similares (Stibys), en Honduras y referente de la Unión Internacional de los Trabajadores de la Agricultura y la Alimentación (UITA).

Honduras ha tenido históricamente un papel de gendarme de los Estados Unidos en Centroamérica”, lanza Reyes quien además es referente del Frente Nacional de Resistencia Popular Hondureña (FNRP) que surgió a partir del golpe de estado de Roberto Micheletti contra José Manuel Zelaya, en junio de 2009.

Ocho años después, Reyes señala que aún con resultados electorales amañados y a partir de las movilizaciones masivas de este fin de semana, queda claro que la enorme mayoría de la población no respalda a Hernández.

Por lo que su permanencia auguraría una represión generalizada que culminaría en “masacres”, agudizando la crisis de violencia hacia defensores y defensoras de derechos humanos en ese país.

Escucha la entrevista con Carlos Humberto Reyes en audio adjunto. (Descargar: MP3 (9.2 MB))