Guatemala | Sindicatos | BIMBO

Con Jorge Ramos

BIMBO desacata órdenes judiciales

Desde hace casi dos años, la transnacional panificadora mexicana ha venido mostrando en Guatemala su verdadera cara antisindical, despidiendo ilegalmente a unos 250 trabajadores que se atrevieron a organizarse, y desacatando las órdenes judiciales de reinstalación de los obreros cesados.

Después de la ola interminable de despidos ilegales1, el Sindicato de Trabajadores y Trabajadoras de Bimbo de Centro América S.A. (Sitrabimbo), organización afiliada a la Federación Sindical de Trabajadores de la Alimentación, Agroindustria y Similares (Festras), introdujo diferentes demandas ante los tribunales del trabajo.

“Tenemos 8 demandas contra Bimbo de Centro América S.A. que abarcan a unos 75 compañeros que han sido despedidos. Las salas de apelaciones ya nos dieron la razón y ordenaron la reinstalación de los trabajadores y las trabajadoras”, dijo a La Rel, Jorge Ramos, secretario general del Sitrabimbo.

“Desafortunadamente, la empresa se ha negado a cumplir las órdenes judiciales, argumentando que trasladarían toda la información al asesor legal antes de tomar cualquier decisión”, agregó Ramos.

El directivo sindical explicó que el proceso judicial está muy adelantado y espera que, muy pronto, la transnacional mexicana no tendrá más opciones que acatar las sentencias.

Bimbo se jacta de ser respetuosa de la ley, pero lo que estamos viendo es un total desprecio por la legislación nacional, los tratados internacionales sobre derechos laborales y sindicales y hacia los órganos de administración de justicia”, manifestó el secretario general del Sitrabimbo.

Ramos dijo también que el sindicato ha buscado repetidamente un acercamiento con la empresa, sin embargo Bimbo no ha mostrado interés alguno en encontrar una solución al conflicto.

“Constituimos el sindicato porque queríamos mejorar las condiciones laborales de trabajadores y trabajadoras, y la respuesta de la empresa ha sido la represión.

Han pasado 20 meses y Bimbo no quiere recapacitar. No paran las amenazas, el acoso a las mujeres, la persecución contra quien se acerca al sindicato”, advirtió el dirigente.

Una actitud abiertamente antisindical que trasciende fronteras.

“Durante estos meses de lucha hemos entrado en contacto con sindicatos de Bimbo a nivel internacional. Todos nos han dicho que pasa lo mismo en sus respectivos países.

Bimbo tiene una política generalizada de cero tolerancia hacia el trabajador organizado y su mejor arma es el despido. El que pretenda pedir mejoras laborales y salariales lo echan a la calle”, concluyó Ramos.

De los 250 trabajadores despedidos, pocos menos de 100 no han aceptado la “propuesta” de la empresa de desistir de las demandas judiciales y aceptar el pago de sus prestaciones.

Se mantienen en lucha, seguros que, más temprano que tarde, la transnacional mexicana cederá ante la justicia.


1 http://informes.rel-uita.org/index.php/sindicatos/item/despidos-masivos-en-bimbo