20160429 cabezal pagina final

    • Versão Português

Sun23042017

actualizado al10:57:20 PM GMT

Frontpage Slideshow | Copyright © 2006-2010 JoomlaWorks, a business unit of Nuevvo Webware Ltd.
Back Inicio
  • 03-05-2011 Seleccione un país

      Pronunciamiento en el Día Internacional de los Trabajadores

      i-mayo-2011-cabezalEn esta fecha conmemoramos la lucha heroica de los mártires de Chicago en 1886, obreros y obreras de la industria, artesanos, pequeños propietarios con mínimos medios de producción, que luego se organizaron en sindicatos contra la explotación capitalista que pagaba con míseros salarios lo producido en largas jornadas laborales, con condiciones de trabajo de alta inseguridad, en un contexto de discriminación laboral y sindical, legislación a favor del poderoso e institucionalidad corrupta.


      A los trabajadores y trabajadoras de todo el país y del mundo, a todos y todas quienes luchan día a día por lograr mejores condiciones de vida y de trabajo, a la opinión pública nacional e internacional, manifestamos:

      Primero:

      Demandamos del gobierno de Mauricio Funes, de los órganos legislativo, judicial y de las gremiales empresariales las necesarias acciones institucionales en pro de condiciones de trabajo decente, ajustadas a los lineamientos de mejoramiento de la democracia participativa y la justicia social a través de instrumentos como el Programa Nacional de Empleo, la Política Nacional de Empleo y el Pacto Mundial por el Empleo (PME).

      Solicitamos que en la discusión de estas políticas el sector laboral esté representado por dirigentes de organizaciones sindicales legítimas y no como en la actualidad que quienes están allí son falsos dirigentes.

      Segundo:

      Como clase trabajadora organizada, pretendemos revertir las formas de explotación capitalista del siglo XXI rechazando cualquier forma de contratación laboral que no asegure el pago salarial del tiempo efectivamente laborado, la subcontratación y la tercerización, lo que precariza y desregula el empleo, deteriorando los derechos laborales conquistados hace más de 100 años, y tutelados por las legislaciones como fuentes de derecho nacional e internacional (jornada laboral, contrato de trabajo, seguridad social, horas extras, nocturnidad, vacaciones, aguinaldos y otros derechos).

      Tercero:

      Rechazamos y condenamos la alianza entre los representantes de la empresa privada y falsos representantes laborales en el Consejo Nacional del Salario Mínimo, que con la venia del gobierno acordaron el pasado 28 de abril un MISERABLE E INDECENTE incremento de 8 por ciento al salario mínimo, lo que representa, por ejemplo, para el sector agrícola un aumento de 7,76 dólares al mes -es decir 0,26 centavos diarios-, lo cual no responde a la realidad económica y al alto costo de vida. 

      Cuarto:

      Que el pacto o acuerdo fiscal debe abordarse con patriotismo y sentido de nación. Los sectores empresariales y quienes se apropian de la riqueza producida deben reconocer que el cumplimiento de la tributación a la renta y al patrimonio, sin mecanismos de elusión y evasión fiscal, son elementos indispensables para lograr acuerdos nacionales en la concreción de mecanismos de distribución de la riqueza que mejoren los índices de desarrollo humano y el ingreso familiar. 
      La política tributaria debe conducirnos a que quienes detentan el gran capital y reciben millonarias ganancias, deben pagar impuestos acordes a ello.

      Quinto:

      Queremos pleno respeto a las libertades sindicales en lo público y lo privado, y un cambio sustancial en el ejercicio de la tutela laboral y sindical todavía dependiente de políticas antilaborales y antisindicales. 

      Apoyamos el mejoramiento constante en el Ministerio de Trabajo que permita mayor protección del desarrollo organizativo y democrático de los trabajadores y trabajadoras. 
      Aún observamos en el Estado y en la empresa privada una clara tendencia a menospreciar los derechos de los trabajadores y trabajadoras, como la libertad sindical y el ejercicio pleno al derecho a la organización, la negociación colectiva y la huelga, particularmente en los casos de las empresas DIGAPAN, LIDO, CALVO, INFOD, FAMOLCAS, PRODUCTOS CARNICOS, Impresiones Apparel; Alcaldías de Ilopango, San Salvador y Mejicanos, e instituciones autónomas como LNB, INPEP, FSV, TSE y de funcionarios de izquierda con prácticas de derecha.

      Sexto:

      Denunciamos y rechazamos la no entrada en vigencia para este mes de mayo de la LEY GENERAL DE PREVENCION DE RIESGOS EN LOS LUGARES DE TRABAJO.

      Esto se debe a maniobras ilegítimas o negociaciones amañadas de falsos dirigentes sindicales aglutinados en el MUSYGES, que en alianzas con las cúpulas empresariales atropellan los derechos de la clase trabajadora. 

      Señalamos que esta ley es producto de la lucha de organizaciones sindicales comprometidas con la protección de la seguridad laboral y exigimos su aplicación inmediata por respeto al sacrificio de tantos trabajadores y trabajadoras que han muerto por enfermedades contraídas en el trabajo o se han accidentado por fallas en la gestión y en la prevención de riesgos.

      Séptimo:

      Demandamos del gobierno de Mauricio Funes no continuar apoyando a dirigentes sindicales corruptos enquistados en el Consejo Económico y Social (CES), identificados como MUSYGES, ya que practican acciones antiéticas, pactando en conveniencia con sus intereses personales y sus compromisos con los sectores empresariales y del gobierno, pretendiendo con ello desestabilizar las posibilidades de una reconstrucción sana y transparente de nuestra economía y desarrollo social.

      Octavo:

      Al señor Presidente de la República, a su gabinete Social, Económico y de Seguridad Pública, le pedimos hacer verdaderos esfuerzos para detener la corrupción institucionalizada, garantizando a la población la seguridad ciudadana y que cada salvadoreño y salvadoreña tenga la certeza de que su economía personal va a mejorar, que su cobertura social está a su servicio, y que su integridad física, sicológica y social están defendidas y protegidas de la delincuencia y del crimen organizado en toda nuestra República. 

      A la clase trabajadora la exhortamos a seguir en la lucha histórica por mejores condiciones de vida y medio ambientales, por acciones organizadas que lleven a disminuir la pobreza de nuestra gente, dando pie a profundizar las acciones éticas, la denuncia de la corrupción, el ejercicio pleno de los derechos laborales y sindicales y la lucha por la seguridad ciudadana.

      ¡Viva la clase obrera salvadoreña!
      ¡Vivan las mujeres y hombres sindicalistas!
      ¡Viva el 1o de Mayo!


      Rel-UITA | CSTS
      3 de mayo de 2011

      Administrator
    • 02-05-2011 Seleccione un país

        Movilizaciones en todo el país

        1 mayo honduras-el-heraldoDecenas de miles de hondureños y hondureñas se movilizaron en todo el país para conmemorar una fecha en la que se expresaron reivindicaciones laborales, sociales, económicas y políticas.

        “A partir del golpe de Estado y del surgimiento del Frente Nacional de Resistencia Popular (FNRP), los 1° de Mayo han cambiado cualitativa y cuantitativamente -explicó a Sirel Carlos H. Reyes, presidente del Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Bebida y Similares (STIBYS), dirigente del FNRP y miembro del Consejo Mundial de la UITA-.

        Las movilizaciones fueron enormes en todo el país y el mensaje fue reivindicativo y con una fuerte connotación política”.

        Este 1° de Mayo ha tenido un sabor muy especial. Además de conmemorar los 125 años de la trágicos acontecimientos en Chicago, el pueblo organizado evocó los 57 años de la gran huelga nacional y el alzamiento popular de 1954, y los casi dos años del golpe de Estado que derrocó al presidente Manuel Zelaya.

        “En Honduras seguimos viviendo la tragedia de un gobierno dictatorial que se ha volcado contra las organizaciones sociales, sindicales, campesinas y los intereses del pueblo. Nos asesinan en las calles y en nuestras propias casas. 

        Solamente con un nuevo pacto social y político, con la convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente que refunde el país, podemos esperar que Honduras vuelva al orden constitucional.

        En Honduras tenemos más sindicatos en el Estado que en el sector privado, consecuencia de la flexibilización, precarización del trabajo y las políticas antisindicales que se han instalado en este país. Ante ello, tenemos que buscar la forma para reestructurarnos, dejando de conformar sindicatos de empresa y crear organizaciones de industria”, concluyó Reyes.

        En Tegucigalpa, Giorgio Trucchi
        Rel-UITA
        02 de mayo de 2011

        Giorgio Trucchi
      • 02-05-2011 Seleccione un país

          Homenaje a nuestro querido RAUL LEIS

          Querido Raúl: Hoy día en la mañana nos enteramos de tu partida que nos causa un dolor muy profundo. Tus compañeros y compañeras del CEAAL te decimos que te queremos y valoramos mucho.

          CEAAL
        • 02-05-2011 Seleccione un país

            FESTRAS saluda a las trabajadoras y trabajadores de Guatemala y del mundo

            20110805-festrasFEDERACION SINDICAL DE TRABAJADORES DE LA ALIMENTACION AGRO INDUSTRIA Y SIMILARES DE GUATEMALA

            En este Primero de Mayo, FESTRAS saluda a las trabajadoras y trabajadores de Guatemala y del mundo.

            Al conmemorarse este 1º de Mayo, los trabajadores y trabajadoras de Guatemala nos encontramos sumergidos en una serie de problemas, dificultades sociales y económicas. En franca crisis por la falta de políticas en beneficio de la población, para alcanzar una vida digna y segura en un marco de respeto, que PERMITA SU DESARROLLO INTEGRAL.

            Los bajos salarios de quienes tienen el privilegio de tener un trabajo formal, el creciente índice del subempleo y desempleo, así como la falta de vivienda, las precarias condiciones en la prestación de los servicios básicos como salud, educación y otros, son factores que inciden en muchos de nuestros compatriotas que se ven obligados ha emigrar en la búsqueda de nuevas y mejores oportunidades.

            Nos preocupa la clara falta de políticas públicas de prevención y atención ante los inminentes riesgos en que se encuentra la población, que ha sufrido las consecuencias de los desastres naturales.

            Un gobierno débil que tiene –por lo general- grandes dificultades para generar acuerdos nacionales y para atender los problemas de la población. Así mismo, los escasos recursos no se manejan con responsabilidad y existe muy poca transparencia en su destino. Por lo cual las grandes mayorías desposeídas de este país no perciben beneficio alguno.

            Todavía se viven altos grados de discriminación en todos los niveles, indígenas, mujeres, niños y personas de la tercera edad, entre otros, son victimas de este fenómeno.

            A estos aspectos internos tenemos que agregarles los externos. Estamos claros que existe un nuevo orden económico y político internacional, mucho más excluyente y desigual que los anteriores. El proceso de globalización plantea una mayor importancia del comercio en la generación del producto bruto mundial y un  proceso de innovación tecnológica, que solo fomenta la creación de más pobreza y de mayor desigualdad en el mundo.

            En el contexto global actual, los estados nacionales han perdido soberanía, los gobiernos tienen menos margen de maniobra y sus políticas pierden eficacia, convirtiéndose éstos en cómplices de un sistema que enriquece a unos pocos, en menoscabo de las grandes mayorías.

            Las instituciones son débiles y la gobernabilidad democrática se resiente.

            Lo internacional también plantea serias limitaciones para la acción gubernamental, como consecuencia de los compromisos multilaterales, regionales o bilaterales que se suscriben bajo la significativa influencia de las empresas transnacionales y la dependencia del endeudamiento externo.

            Este escenario es cada vez más lamentable para el caso de Guatemala. Se ha demostrado que el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos, ha tenido  un impacto negativo en las condiciones sociales y laborales, haciendo éstas más excluyentes que las actuales.

            Cada día el empleo en este país es más inestable, así como los derechos laborales, los cuales no se reconocen y mucho menos se respetan, tal es el caso del capitulo 16 cláusula laboral de el TLC-CAUSA, que se limita a un espacio que refleja solo buenas intenciones de voluntad sin que se haga nada para cumplirlo, contiendo únicamente sanciones generales. Estas sanciones deben ser especificas, obligatorias y de acción sancionatoria y coercitiva en contra de quienes infrinjan su contenido.

            La tendencia es hacer que bajen los estándares sociales y laborales establecidos en las legislaciones nacionales e internacionales. En ese sentido denunciamos: NO EXISTE UNA PLENA GARANTIA DEL CUMPLIMIENTO DE LOS DERECHOS LABORALES, PRINCIPALMENTE EN LO RELATIVO A LA LIBERTAD SINDICAL Y LA NEGOCIACION COLECTIVA.

            La irritación ante las injusticias conlleva a estallidos sociales, por lo tanto es de suma urgencia fomentar la integración y medidas eficaces que conlleven la búsqueda de condiciones más humanas y un nuevo mundo justo y equitativo.

            Por lo tanto, si el modelo neoliberal ha fracasado y ha sido ineficaz ante las grandes necesidades de la gente, es necesario buscar nuevas estrategias de desarrollo integral que se enfoquen fundamentalmente en la persona humana y que afronten con dignidad y seriedad los principales desafíos que la coyuntura nacional e internacional demandan.

            ¡QUE VIVA EL 1º. de Mayo!

            ¡QUE VIVAN LAS TRABAJADORAS Y LOS TRABAJADORES DE GUATEMALA Y DEL MUNDO!

            ¡LA PARTICIPACION NOS HACE FUERTES Y LA UNIDAD INVENCIBLES!

            ¡¡¡FESTRAS, PRESENTE EN LA LUCHA!!!

            Guatemala, mayo de 2011

            FESTRAS
          • 29-04-2011 Seleccione un país

              Creciendo a paso firme

              Con Gersom Mena

              Sindicato y Compañía Nacional de Chocolate del Perú SA, firman un nuevo Convenio Colectivo

              El pasado 18 de abril se firmó el convenio. Sirel dialogó con Gersom Mena, secretario de Prensa y Propaganda del Sindicato, quien comentó esta importante conquista para los trabajadores del sector.

              -¿Qué logros destacarías de este acuerdo?
              -Conseguimos cambiar un punto muy importante para los trabajadores: el sistema de incentivo para el turno de la noche; pasamos de un monto fijo semanal, al 15 por ciento del salario básico en 2011 y un 20 por ciento para el año que viene.

              En términos de incremento salarial, alcanzamos un aumento de aproximadamente 1 dólar diario, un incremento superior a la propuesta inicial de la empresa que era de 0,53 centavos de dólar. Esto en términos porcentuales equivale a casi un 10 por ciento de aumento en los salarios más bajos.

              -¿Cómo evalúas el proceso de negociación colectiva que permitió mejorar las condiciones salariales?
              -En un principio la empresa se negaba rotundamente a ofrecer una mejora salarial que fuese compatible con los reclamos de los trabajadores. Mantuvimos 13 reuniones y en ninguna de ellas llegamos a un acuerdo.

              Luego, en una segunda ronda, pasamos a negociar directamente con el gerente de la compañía, donde después de siete reuniones nos acercamos a una propuesta común.

              -¿A qué crees que se debió este cambio de postura de la empresa?
              -Fundamentalmente al poder de movilización de los trabajadores y trabajadoras que realizaron un plantón frente a la compañía, al apoyo constante de la FNT-CGTP-ABA y de la Rel-UITA en todo el proceso de negociación.

              Personalmente creo que el empresariado sintió la presión del Sindicato, de las bases, de nuestra Central y de la UITA a nivel internacional, que realizó contactos con compañeros de Colombia, donde está la matriz de la compañía. Esto llevó a que la transnacional agilizara el proceso y llegáramos a un acuerdo positivo para los trabajadores.

              Por último, me gustaría agregar que nuestra organización salió fortalecida de este proceso, y una prueba visible de ello es que los compañeros del sector de Mantenimiento –donde teníamos apenas 4 afiliados- se han acercado a solicitar la afiliación al Sindicato luego de la firma del acuerdo. Estamos creciendo a paso firme.

              En Montevideo, Amalia Antúnez
              Rel-UITA
              29 de abril de 2011

              Sindicato y Compañía Nacional de Chocolate del Perú SA,

              firman un nuevo Convenio Colectivo

              Amalia Antúnez
            • 28-04-2011 Seleccione un país

                A pesar de los compromisos asumidos por el gobierno, las amenazas de muerte y el hostigamiento no cesan en Colombia

                Con Sonia Judith Vásquez
                Sonia Judith Vásquez se desempeña como abogada en Cartagena y últimamente ha sido objeto de varias amenazas de muerte. Por más que desde el gobierno se insiste en que los tiempos han cambiado, asesorar sindicatos y organizaciones de Derechos Humanos, continúa siendo una tarea supremamente riesgosa.

                Gerardo Iglesias
              • 27-04-2011 Seleccione un país

                  Declaración del Congreso General de Delegados del SATIF

                  satif-congreso-2011-pie-570Los delegados congresales de SATIF, representantes de las Seccionales de todo el país, acreditados ante el Congreso General Ordinario celebrado en Huerta Grande, provincia de Córdoba, del 12 al 13 de abril de 2011, declaramos:

                  Que el sistema capitalista se encuentra inmerso desde 2008 en una crisis de proporciones históricas, resultando prematuro anticipar su final. Más allá de los esfuerzos que realizaron la mayoría de los medios de comunicación, al servicio de los sectores sociales dominantes, para disimular o maquillar la crisis, los cierto es que todo indica que el mundo post 1945 se está derrumbando. 

                  El 51 por ciento de las personas que tienen trabajo están en situación de inestabilidad y vulnerabilidad, y sólo el 20 por ciento de los trabajadores del mundo tiene cobertura social completa. El empleo a tiempo parcial cada día se extiende más y parece que es un fenómeno que llegó para quedarse.

                  Los acontecimientos recientes en los países árabes parece ser una prueba, por más que las elites gobernantes pretendan minimizarlos. Es claro que la caída de los regimenes árabes dictatoriales y dinásticos, perpetuados en el poder a costa del hambre y la represión de sus pueblos, es un duro golpe para Washington, que durante décadas los sostuvo para garantizarse el suministro de petróleo y ahora, viendo su inexorable fin, los bombardea.

                  No es aventurado sostener que los actuales acontecimientos en el mundo árabe son el correlato regional de las fuerzas desatadas por la crisis económica mundial. Sería ingenuo pensar en una mera casualidad. Hay un proceso de desarticulación geopolítica planetaria, cuyos síntomas están apareciendo cada día con mayor intensidad. 

                  El comienzo del fin del liderazgo estadounidense a nivel internacional, es uno de ellos.

                  Para los trabajadores el costo de la crisis está a la vista. El 2010 finalizó dejando 205 millones de personas sin empleo, y algunos signos preocupantes para el medio y largo plazo, como el incremento del empleo de mala calidad, la caída del salario real y las enormes dificultades de los jóvenes de ingresar al mercado de trabajo. 

                  El 51 por ciento de las personas que tienen trabajo están en situación de inestabilidad y vulnerabilidad, y sólo el 20 por ciento de los trabajadores del mundo tiene cobertura social completa. El empleo a tiempo parcial cada día se extiende más y parece que es un fenómeno que llegó para quedarse. Todo esto surge del informe anual de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

                  2010 finalizó dejando 205 millones de personas sin empleo, y algunos signos preocupantes para el medio y largo plazo, como el incremento del empleo de mala calidad, la caída del salario real y las enormes dificultades de los jóvenes de ingresar al mercado de trabajo

                  Es así que mientras el peso de la crisis se descarga sobre las espaldas de los trabajadores y las trabajadoras, los gobiernos corren presurosos al salvataje de bancos y banqueros.Una de las ironías del colapso de la economía mundial es que la brecha entre ricos y pobres se ha ensanchado, ya que los pobres son cada vez más pobres y los ricos, gracias a los salvatajes estatales, son cada vez más ricos. Y con la pobreza crece la exclusión social y la degradación de la calidad de vida de millones de personas en todo el mundo, incluida la Unión Europea.

                  La verdadera crisis del actual orden social y económico mundial es la enorme desigualdad que ha consolidado, tanto entre los países como al interior de cada uno de ello.

                  La llamada globalización neoliberal impuso como valores e intereses universales, los valores e intereses de los sectores y grupos sociales hegemónicos, que dominan la economía mundial. Ello implica que se generaliza una visión claramente materialista, individualista y mercantil de la realidad humana, a lo que no le preocupa las enormes desigualdades que existen y que agrava cada vez más.

                  Son esos valores e intereses los que están produciendo el colapso ecológico del planeta, por la depredación de sus recursos naturales y la contaminación de aguas, tierra y aire.

                  La utilización de agrotóxicos es un buen ejemplo de ello. Para mejorar los rendimientos de los productos del agro se utilizan elementos que han provocado la intoxicación, enfermedades y muerte de millones de personas. El SATIF es uno de los Sindicatos que acompaña la lucha de la Unión Internacional de Trabajadores de la Alimentación (UITA), para erradicar este flagelo.

                  Cuando todos esperábamos que la crisis del sistema capitalista llevara a un profundo replanteo de sus postulados fundantes, nos encontramos con que las élites gobernantes avanzan por el mismo camino, con la misma lógica y la misma racionalidad que antes. 

                  En el mundo del trabajo ello se llama desregulación, flexibilización laboral, precarización y despojo de conquistas sociales y derechos de la clase trabajadora. Hoy las padecen los trabajadores del llamado primer mundo, como los españoles, portugueses, griegos, irlandeses, etc., pero sabemos que la dinámica de la globalización más temprano que tarde las traerán a nuestras costas. Y debemos prepararnos.

                  Este año afrontamos un proceso electoral que puede llevar a un cambio de gobierno. Esto obliga a la clase trabajadora argentina a estar muy alerta y vigilante. Debemos exigirle a cada candidato, del oficialismo y de la oposición, que defina con absoluta claridad cuál es su programa económico y, muy especialmente, cuál es su modelo de relaciones laborales.  

                  En nuestro país, a diferencia de anteriores crisis económicas mundiales, todavía no se han sentido con crudeza los efectos de la actual. Pero no debemos confiarnos. 

                  Este año afrontamos un proceso electoral que puede llevar a un cambio de gobierno. Esto obliga a la clase trabajadora argentina a estar muy alerta y vigilante. Debemos exigirle a cada candidato, del oficialismo y de la oposición, que defina con absoluta claridad cuál es su programa económico y, muy especialmente, cuál es su modelo de relaciones laborales. Porque hay muchos políticos que con gusto aplicarían en Argentina las recetas que aconsejan los centros de poder económico y financiero mundial en función de sus propios intereses.

                  Porque no sólo no debemos retroceder, sino que tenemos la imperiosa necesidad de avanzar mucho más en la cuestión de la redistribución de la riqueza, y en la construcción de un orden social más justo e igualitario. 

                  Tenemos que luchar para alcanzar un modelo de sociedad que no tenga como valores fundamentales el mercado, la ganancia, el lucro a toda costa y la rentabilidad, sino que se apoye en el respeto de los derechos humanos en general y de los laborales en particular, dando protección a los sectores sociales más vulnerables y desfavorecidos, para terminar con la pobreza, la marginación y la desigualdad. 

                  Porque no nos conformamos con una sociedad un poco menos injusta, como algunos prometen con consignas simplistas. Los trabajadores demandamos una sociedad mucho más justa que la actual.

                  Aunque también sabemos que para que esto no suene a utopía, los trabajadores y trabajadoras debemos comenzar a diseñar el modelo de sociedad en la que queremos vivir y, fundamentalmente, unirnos para alcanzarla. 

                  Hoy, lamentablemente, estamos muy lejos de ello, pero no perdemos la esperanza.


                  Ruben Lengruber
                  Vicepresidente

                  Enrique Héctor Terny
                  Presidente

                  Elsa  Susana Castro
                  Secretaria 

                  Juana Castañeda
                  Secretaria

                  Rel-UITA
                  27 de abril de 2011

                  S.A.T.I.F.

                Pág. 371 de 379

                20170418 ATILRA elmuro-3