Perú | Sindicatos

SINTRACLIN y Coca Cola firman convenio colectivo

Una nueva conquista de un sindicato diferente

Tras 12 reuniones, el 31 de agosto el Sindicato Nacional de Trabajadores de Corporación Lindley S.A. (SINTRACLIN) suscribió un convenio colectivo de dos años de validez que otorga beneficios económicos y mejores condiciones laborales a trabajadores y trabajadoras de Coca Cola.


Julio Falla
, secretario general del SINTRACLIN, anunció a La Rel que en esta oportunidad han logrado, además de un incremento de 47,8 dólares mensuales, mejores condiciones de trabajo y apoyo para la organización sindical.

“Hemos conseguido licencia sindical para los cinco principales dirigentes del gremio y tres licencias adicionales a favor de los secretarios que deban cumplir alguna comisión de trabajo. 

La empresa ha acordado 1.012 dólares mensuales como ayuda para el alquiler de local sindical, y, de manera extraordinaria, 9.202 dólares en apoyo a SINTRACLIN”, indicó Falla.

Por su parte, Teodulfo Alvarado, secretario general adjunto del SINTRACLIN, afirmó que el éxito de esta negociación se debe a las capacitaciones que la dirigencia ha recibido con el apoyo de la Rel-UITA.

“Nuestro sindicato tiene seis años de existencia. Empezó con 30 afiliados y ahora somos 190. La relación con la Rel-UITA y la Federación Latinoamericana de Trabajadores de Coca Cola (Felatrac), nos ha llevado a practicar un nuevo modelo del sindicalismo. 

Somos el primer sindicato en Coca Cola que tiene trabajadoras afiliadas, así como trabajadores administrativos”, afirmó el dirigente.

El Sindicato y su enfoque de género

“No todos somos trabajadores de planta, lo cual ha permitido tener otras miradas al interior de la organización. Lo que nos parece muy importante es que, por primera vez en la historia de la empresa, una trabajadora –Marianella Mejía– ha sido parte de la comisión negociadora”, explicó.Mejía, precisamente, destacó a su vez el trabajo realizado por la comisión negociadora. 

“Lo mejor de todo es que resolvimos el pliego de manera pacífica y con importantes beneficios para los trabajadores y trabajadoras, como chequeo oncológico, préstamo para vivienda, asignación por estudios de hijas e hijos de 3 a 26 años, asignación especial a quienes tengan hijos con habilidades diferentes”, dijo. 

El pliego contenía varias cláusulas con enfoque de género, recordó la también integrante de la Junta Directiva del SINTRACLIN, encargada de la Secretaría de la Mujer.

El convenio colectivo asimismo comprende beneficios para los trabajadores de la planta Pucusana que laboren en el primer turno, que contarán con desayuno. A aquellos que trabajen en provincia (Planta Trujillo) se les otorgará una asignación por movilidad.

Finalmente, Falla agradeció a la Rel-UITA y a la Felatrac, “por su respaldo permanente”.