Costa Rica | SINDICATOS | PERSECUCIÓN

Con Ana Rosa Urbina

Acoso moral y hostigamiento en Dole Costa Rica

Ana Rosa trabaja en Finca Piñas del Muelle, propiedad de Standard Fruit Company de Costa Rica, subsidiaria de la transnacional Dole y desde hace varios meses viene denunciando las pésimas condiciones de salud y seguridad en la empresa, a lo que se suma un sistemático acoso debido a su actividad sindical.

La dirigente del SINATRA está diagnosticada con un caso crónico de dermatitis alérgica debido a la exposición a agrotóxicos y la mala higiene del transporte y de los locales de descanso además de una hernia de disco producto de las malas posturas al desmalezar.

A pesar de todas las denuncias realizadas con el respaldo de FENTRAGH y Rel UITA, Ana Rosa no logra que la empresa tome en consideración su situación de salud.

“Primero recurrí al encargado Oscar Cruz para indicarle que no podía estar cerca de las zonas donde aplican los agrotóxicos debido a la restricción médica que tengo, pero él hizo caso omiso a esta condición y se molestó ante mi reclamo”, explica.

La dirigente debió dirigirse a la gerencia de Recursos Humanos, pero no obtuvo respuestas serias.

“Además de continuar expuesta a los agrotóxicos por trabajar en una zona próxima a las fumigaciones, lucho a diario con la limpieza del transporte que contiene residuos de los agroquímicos y que llega tarde a levantarme del campo”, denunció.

La trabajadora relata que desde que conformaron la seccional sindical no cesa la persecución y hostigamiento hacia ella y todo aquel que se sume a la organización.

Me han aislado, me dejan trabajando sola, me recogen tarde y no me pagan las horas extra para que no pueda estar en contacto con otros compañeros y compañeras, esto es acoso moral porque es sistemático y recurrente”, subraya.

Ante la indiferencia de los altos mandos y el malestar de los mandos medios Ana Rosa recurre a la solidaridad del movimiento sindical internacional para realizar estas denuncias ante consumidores de los productos Dole.

“No tengo otro recurso a mi alcance en este momento que difundir esta situación que lamentablemente no me afecta solo a mí. Cuento con el respaldo de la Regional de UITA para que se conozca la realidad de las plantaciones de piña en Costa Rica”, concluye.