Panamá | Sindicatos | GÉNERO

Con Rita Ramos

“Crecemos en pobreza y crecemos en corrupción”

Trabaja en el área administrativa de Femsa, es graduada en sociología, estudia antropología y forma parte de la organización sindical desde que comenzó a trabajar en la empresa, hace dos años. Está al frente de la secretaría de género del Sindicato y de la Federación Unitaria de la Clase Trabajadora (FUCLAT). En esta breve entrevista habla del papel de las mujeres en el sindicalismo y la situación del país.

Llega aprensiva y el grabador la intimida. Voy hablando de esto y de aquello, hasta que se cuela como un duende el querido Raúl Leis ⃰, y Rita desata el torniquete de su garganta.

-¿Tú conociste a Raúl Leis?, me pregunta sorprendida…
Sí, durante muchos años, un querido amigo.
-Él fue profesor mío en la facultad, una entrañable persona…

Rita hace un alto, más serena y confiada, comienza hablando de la mujer en los sindicatos.

-Hay que resaltar que ahora hay más mujeres en el ámbito sindical, algo que debemos valorar ya que por lo general los sindicatos del sector tienen mayoría de hombres, debido al mismo origen de las tareas de fábrica.
Es bueno que a pesar de ser pocas estemos teniendo más participación en el sindicato.

-¿Y cómo es la situación de las mujeres en general en Panamá?
-En los últimos años se ha tratado de dar mayor protagonismo a la mujer desde los diferentes estamentos sociales, tanto desde el gobierno como desde las propias empresas.

Lo mismo sucede en los sindicatos.

-En el conjunto de América Latina la violencia machista tiene una mayor visibilidad mediática. ¿Se da lo mismo en Panamá?
-Sí, de la mano del movimiento feminista se está ventilando mucho más la situación real de las mujeres.

Panamá va, sin embargo, a un ritmo más lento. Cuesta todavía que las mujeres denuncien pero sin dudas el tema de la violencia permea la sociedad: violencia intrafamiliar, laboral, física y psicológica.

-¿Qué pasa en el ámbito universitario?
-Los últimos datos estadísticos registran que la mayoría de la matrícula en la Universidad de Panamá, que es a la que yo concurro (estoy cursando Antropología), es femenina.

Quizá sea porque los varones cargan con la responsabilidad del sustento familiar y desde más pequeños tienen que salir a buscar trabajo o les es más imperioso tener un ingreso que formarse académicamente.

-El sindicato de Coca Cola-Femsa es bastante abierto. Los dirigentes no concentran todo, se delega y hay espacios de militancia…
-Sí y es algo muy positivo, porque darle a otras personas el poder de desarrollarse, delegar funciones y responsabilidades permite crecer no solo a los militantes de base sino también a los propios dirigentes.

-El país está sumido en diversos escándalos de corrupción.
-Justamente estoy trabajando en un informe sobre este tema a partir del gobierno de Ricardo Martinelli (2009-2014), un período en el que la corrupción fue tan alevosa que no se pudo ocultar.

Hay una relación directa entre estos hechos y la concentración de la riqueza y su corolario, el aumento de la pobreza.

Crecemos en pobreza y crecemos en corrupción y no hay distribución equitativa del tan mencionado auge económico que vive Panamá.

Rita junta sus cosas y mientras ordena su morral no deja de repetir: “así que conociste a Raúl Leis…”
 


⃰ Raúl fue presidente del Consejo de Educación Popular de América Latina y el Caribe (Ceaal). Sociólogo, escritor, entrañable amigo de muchos años.