Guatemala | Sindicatos | COCA COLA

Sitraabasa

Un joven sindicato con la piel curtida

El Sindicato de Trabajadores de Alimentos y Bebidas Atlántida SA (Sitraabasa), tiene poco más de 6 años, sin embargo, mucha agua pasó debajo del puente.

El sindicato es resultado de la tenacidad y la perseverancia de sus dirigentes, el respaldo permanente de la Federación Sindical de Trabajadores de la Alimentación, Agroindustria y Similares (Festras), así como el acompañamiento de la UITA y de la Federación Latinoamericana de Trabajadores de Coca Cola (Felatrac).

El propietario de la empresa se vio obligado a vender la planta por la presión que sometió la UITA contribuyendo a la recomposición de la organización sindical y poniendo fin a los sindicatos amarillos.

Actualmente Sitraabasa es un sindicato sólido, unido, con alto nivel de convocatoria, con una base que cree en sus dirigentes por el nivel de transparencia con que se manejan las finanzas y los proyectos a futuro que están desarrollando.

Transparencia y crecimiento

La organización sindical viene trabajando en la creación de un fondo de emergencia; una base de datos para el registro de los afiliados; un buen manejo de los fondos de la cotización sindical; otro fondo de ahorro sindical para desarrollar una cooperativa de ahorro y préstamos y un plan de vivienda.

Todos esos proyectos hacen que los trabajadores tengan confianza en su joven dirigencia.

Durante la visita de la delegación de la Rel-UITA, entre el 23 y el 29 de octubre, a las tres seccionales del sindicato (Cobán, Chiquimula y Esquipulas) se pudo observar la alta capacidad de convocatoria y el nivel de discusión de los afiliados sobre los temas planteados.

El fortalecimiento sindical, la disciplina laboral, la defensa y cumplimiento del convenio colectivo, y la preparación para defender la estabilidad laboral ante los cambios que podría implementar la nueva propietaria –FEMSA– cuando tome el control absoluto de la administración de la planta el próximo año son los ejes del accionar sindical.

Se prevé que FEMSA realice una serie de reestructuras, sobre todo en el sector ventas, y desde ya se preparan para garantizar puestos de trabajo, no perder el nivel de ingresos y minimizar al máximo los efectos de las nuevas políticas.

La lucha contra la tercerización

En la última negociación del pacto colectivo se acordó reducir la tercerización de los puestos de trabajo directamente ligados a la empresa.

En el primer año, se deberían reducir 35 puestos de trabajo tercerizados en el sector producción (algo que se viene cumpliendo) y luego otros 35 en ventas y entrega de producto.

Solidez sindical

En líneas generales el trabajo de crecimiento y fortalecimiento de la organización sindical se nota en el altísimo número de afiliados: 98 por ciento del personal.

Del total de 436 trabajadores y trabajadores solo ocho no están afiliados.

Para los trabajadores, la participación y el respaldo de la Rel-UITA y de la Felatrac son fundamentales para que este proceso tienda a consolidarse.


En Guatemala, Marcial Cabrera