SOCIEDAD

El desempleo golpea al mundo: 202 millones carecen de trabajo

Desánimo llevó a 23 millones de personas
a abandonar el mercado
El desempleo golpea al mundo:
202 millones carecen de trabajo
20140625 desempleo-610
El número de desempleados en el mundo aumentó en el 2013 en cinco millones de personas, según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que destacó que la economía mundial, aunque ha empezado a recuperarse, lo hace de forma lenta y sin generar oportunidades de empleo.
Con ese incremento, la cifra total de desempleados alcanzó los 202 millones en 2013, lo que representa una tasa del 6 por ciento a nivel mundial, según los datos recogidos en el informe sobre las perspectivas del empleo presentado por OIT, el organismo técnico de Naciones Unidas.
 
Desde 2008, el déficit mundial de empleo en relación a la crisis financiera que estalló ese año ha ascendido a 62 millones de puestos, que incluyen a 32 millones de personas en búsqueda de trabajo.
 
Además, 23 millones de trabajadores abandonaron el mercado laboral llevados “por el desánimo y por llevar mucho tiempo desempleados”, mientras que otros 7 millones de personas económicamente inactivas optaron por no entrar en él.
 
En el curso de su análisis, los especialistas de la OIT comunicaron que varios sectores de la economía están generando ganancias, pero que éstas se invierten principalmente en los mercados de activos y no en la economía real, lo que explica las perspectivas negativas del empleo a largo plazo.
 
“Necesitamos un replanteamiento de las políticas, intensificar los esfuerzos para acelerar la generación de empleos y apoyar a las empresas para crearlos”, declaró en la presentación del informe el director general de la OIT, Guy Ryder.
 
“Si la tendencia actual se mantiene, el desempleo mundial puede seguir empeorando”, aunque esto ocurriría de forma gradual, advierte además la OIT en su análisis.
 
En ascenso
 
Así, de 202 millones de desempleados hoy, las proyecciones apuntan a 215 millones dentro de cuatro años, ya que en ese período la economía mundial sólo estaría en capacidad de crear 40 millones de puestos de trabajo anuales, mientras que 42,6 millones de personas entrarán en el mercado laboral.
 
Los jóvenes siguen siendo los principales afectados por esta recuperación débil y desigual: 74,5 millones de personas entre 15 y 24 años estuvieron desempleadas el año pasado, casi un millón más que en 2012.
 
La tasa de desempleo en esta categoría de edad se sitúa entonces en 13,1 por ciento, tres veces más que entre los adultos.
 
Otra cuestión que preocupa a la OIT es observar el aumento del desempleo de larga duración en las economías avanzadas, en algunas de las cuales el tiempo necesario para encontrar un empleo se ha duplicado.
 
Menciona, por ejemplo, que en España la duración media del desempleo es de ocho meses y de nueve en Grecia.
 
“Incluso en otras regiones que están dando signos de recuperación económica, como Estados Unidos, el desempleo de larga duración afecta a más del 40 por ciento de personas que buscan empleo”, indica el informe.
 
Adversidad
 
Mientras, en España, el número de desempleados bajó en 69.000 personas en 2013, hasta 5.896.300, y la tasa de desempleo se situó en el 26,03 por ciento de la población activa.
 
Según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) publicada por el Instituto Nacional de Estadística (INE), estas cifras suponen la primera caída anual de desempleados desde 2007.
 
Sin embargo, el año pasado todavía se destruyó empleo, ya que 2013 cerró con 198.900 ocupados menos, y el total de trabajadores se redujo a 16.758.200 personas, con una tasa de actividad del 59,43 por ciento de la población activa.
 
El desempleo femenino aumentó en 2013 en 18.200 personas y el masculino disminuyó en 87.300, con lo que la tasa de desempleo de las mujeres subió al 26,87 por ciento y la de los hombres bajó al 25,31 por ciento.
 
El desempleo bajó en 9.600 españoles (con una tasa del 24,3 por ciento) y en 59.500 extranjeros (hasta situar su tasa en 36,6 por ciento).
 
El desempleo bajó en todos los sectores, pero con mayor impacto en los servicios, con 163.000 personas menos, seguido de la construcción (86.400 menos), la industria (53.100 menos) y la agricultura (19.000 menos).
 
Por el contrario, el número de personas sin trabajo se incrementó en 163.700 entre los que perdieron su empleo hace más de un año y en 88.700, entre los que buscan su primera oportunidad laboral.
 
En cuanto a la ocupación, el empleo se redujo en 198.900 personas durante 2013, de los que 124.500 eran hombres y 74.400 eran mujeres, mientras que, atendiendo a su nacionalidad, 89.900 personas eran españoles y 109.000 eran extranjeros.
 
La EPA también publicó el número de hogares con todos sus miembros activos sin empleo, que sube en el cuarto trimestre en 24.600 hasta alcanzar 1.832.300, equivalentes a un 1,36 por ciento más que en el trimestre anterior.
 
Pedidos de subsidio registran leve caída
 
La cifra semanal de solicitudes de subsidio por desempleo en Estados Unidos aumentó en 1.000 y se ubicó, la semana pasada, en 326.000, informó el Departamento de Trabajo.
 
El promedio de solicitudes en cuatro semanas, que es un indicador más confiable de la tendencia, tuvo un descenso de 3.750 y quedó en 331.500 nuevos trámites, añadió el informe.
 
En la semana que terminó el 11 de enero, la cifra de personas que recibían los pagos del subsidio hechos por los estados aumentó en 34.000 y se ubicó en 3,06 millones.
 
El subsidio por desempleo cubre hasta 26 semanas, pero en 2008, en medio de la recesión económica más profunda y prolongada sufrida por Estados Unidos en casi ocho décadas, el gobierno federal instituyó programas que extendieron la protección hasta las 90 semanas.
 
A finales de 2013, el Congreso no aprobó una ampliación de estos programas y el informe muestra que desde el 28 de diciembre 1,35 millones de personas han perdido su subsidio federal extendido.
 
El presidente Barack Obama ha fijado como una de las prioridades de su mandato la reducción del desempleo, que es uno de los problemas de la economía estadounidense.