El retroceso de Brasil no tiene límites

El proceso de involución social en Brasil es tan descomunal y desastroso, como los estragos que puede hacer un elefante en un bazar. La justicia del Distrito Federal acaba de autorizar que los psicólogos traten a la homosexualidad como una enfermedad