Brasil | SINDICATOS | FRIGORÍFICOS

Un Sindicato haciendo historia y camino

El sábado 2 fue juramentada la nueva Directiva del Sindicato y se conmemoraron los 25 años de su fundación. El acto contó con la presencia del Ministro de Trabajo y Empleo, Manoel Dias, del presidente de la CUT, Vagner Freitas, y de Siderlei de Oliveira, presidente de la CONTAC, entre otras personalidades. A continuación transcribimos lo medular de la intervención de Gerardo Iglesias en representación de nuestra Internacional.

En su introducción el dirigente destacó la presencia del Ministro en el acto y dijo: “Me alegra volver a verlo. Ustedes -dirigiéndose al público- deben saber que cuando se consumó el golpe de estado aquí en Brasil en 1964, cientos de sindicalistas, estudiantes y políticos se refugiaron en Uruguay. Luego, en 1973, se produjo el golpe militar en Uruguay, y muchos compatriotas llegaron sobre todo al sur de Brasil.
 
Sabemos muy bien que la casa de Manoel Dias fue una casa de refugio, y que muchos uruguayos, hombres y mujeres, recibieron el apoyo y la solidaridad del Partido que usted representa (PDT), señor Ministro. Nosotros no olvidamos esto, y no debemos olvidar nunca toda esa solidaridad”, enfatizó Iglesias.
 
Un Sindicato de todos para todos
 
Seguidamente elogió la lucha del Sindicato señalando que “Hace ya unos días que estamos aquí en Forquilinha, y hemos visto en la puerta del frigorífico (JBS) cómo las compañeras entregaban material informativo en inglés y francés para los inmigrantes de Haití y de varios países africanos. Vimos también cómo la mayoría de las trabajadoras y trabajadores saludaban calurosamente a estas compañeras del Sindicato, lo cual habla del buen diálogo existente entre la organización y la base.
 
Pero además de ese trabajo en la puerta del frigorífico, sabemos que los delegados del Sindicato realizan una tarea de fiscalización permanente dentro de la propia unidad de producción, lo cual en este país no es nada común.
 
Casos como este los podemos contar con los dedos de una mano, pues como bien dice el compañero Vagner Freitas, presidente de la CUT, lo que no hay en Brasil es libertad sindical, y parecería que la democracia todavía no llegó a los centros de producción, que son enclaves autoritarios.
 
Es por eso -continuó el secretario regional de la UITA– que este país ocupa los primeros lugares a nivel mundial en accidentes de trabajo; es por eso que mientras los frigoríficos engordan y crece su participación en el mercado internacional, los trabajadores y las trabajadoras son masacrados por el ritmo infernal y frenético de labor”.
 
Alianzas en la comunidad para ser y hacer más
 
En esa misma línea de pensamiento, Iglesias resaltó otra característica del Sintiacr al identificar que el Sindicato no sólo vela por las reivindicaciones económicas, sino que también va al encuentro de otras problemáticas de sus asociados con un enfoque que ve al trabajador como ciudadano y en un contexto social que trasciende el empleo.
 
“Este Sindicato ha sabido como pocos articularse en su lucha con otras organizaciones de la sociedad civil, y somos testigos de la alianza que han tejido con la Asociación de Avicultores que también sufre del maltrato y el autoritarismo de una compañía casi monopólica en la región.
 
Es por ello que en esta mesa hay representantes de esa Asociación, porque se ha entendido que se puede y se debe trabajar en conjunto en la búsqueda de soluciones”, resaltó.
 
Por último, dirigiéndose a Célio Alves Elias, presidente del Sindicato, Iglesias se comprometió: “Querido Célio: sabes que cuentas con el respaldo incondicional de nuestra Internacional, con el apoyo de la CONTAC y sus federaciones afiliadas.
 
Sabes que hay un equipo de trabajo integrado por el doctor Roberto Ruiz, por los procuradores del Ministerio Público de Trabajo que tanto actúan en favor de la dignidad del trabajo en los frigoríficos, y con la propia CUT, que estarán siempre a tus gratas órdenes, respaldando a este Sindicato que tanto nos enseña y nos anima a continuar la lucha”, concluyó.
 
Foto: Lucía Iglesias