Bolivia | Coca-Cola | Sindicatos

Con Jorge Rodríguez Aguilar

1 x 4: la unión hace la fuerza

El secretario general del Sindicato de Embol Cochabamba (Embotelladora de Coca Cola), participó de la 7ª Reunión de la Federación Latinoamericana de Trabajadores de Coca Cola (Felatrac) realizada en Buenos Aires entre el 23 y 24 de noviembre. En esa oportunidad dialogó con La Rel sobre su reciente pedido de afiliación formal a la UITA y a la Federación y la consolidación de la Intersindical que vinculará a los cuatro sindicatos de Coca Cola en el país.

El secretario general del Sindicato de Embol Cochabamba (Embotelladora de Coca Cola), participó de la 7ª Reunión de la Federación Latinoamericana de Trabajadores de Coca Cola (Felatrac) realizada en Buenos Aires entre el 23 y 24 de noviembre. En esa oportunidad dialogó con La Rel sobre su reciente pedido de afiliación formal a la UITA y a la Federación y la consolidación de la Intersindical que vinculará a los cuatro sindicatos de Coca Cola en el país.

“Durante la asamblea eleccionaria realizada el 13 de noviembre, en la que fui reelecto para un tercer período, también se votó afirmativamente la incorporación a la UITA y a la Felatrac”, señaló Rodríguez.

Al ser consultado sobre su evaluación de la séptima reunión señaló que es muy importante participar en estas instancias pues los problemas que enfrentan los trabajadores y trabajadoras de Coca Cola en la región son similares.

“Queda claro que tenemos que trabajar coordinadamente, saber cuáles son las conquistas de otras organizaciones, como también sus principales problemas”, dijo.

Los cuatro sindicatos de Embol vienen trabajando para crear una Intersindical de trabajadores de Coca Cola en Bolivia.

“Tenemos la necesidad de contar con una sola organización, un único pliego petitorio nacional y los mismos beneficios para todos los trabajadores y trabajadoras de Coca Cola en Bolivia. Por ello desde hace tres años venimos trabajando en la idea de crear una Intersindical, que ahora solo falta presentar la documentación ante el Ministerio de Trabajo”.

Según informó el dirigente, les costó hacer comprender a su propia central sindical que era viable conformar una intergremial para unificar la negociación.

“La Confederación de Trabajadores de Bolivia (COB) creía que nuestra intención era conformar una organización paralela, pero finalmente se logró que se comprendiera la idea y se aprobara la fusión.

La COB entiende ahora que la Intersindical es una herramienta más para pelear por nuestros derechos. La unión hace la fuerza, si estamos divididos nos golpean por todos lados. Este tipo de coordinación y unidad nos permite que si para una fábrica, paremos todas las fábricas en el país”, explicó Rodríguez.

Se estima que para febrero ya esté legalmente aprobada la Intersindical.

En relación a la incorporación a la UITA y a la Felatrac, el dirigente manifestó: “contar con la solidaridad internacional es algo primordial para nuestro sindicato. No podemos quedar al margen de una federación donde participan la gran mayoría de las organizaciones que representan al Sistema Coca Cola en América Latina”, destacó.