SINDICATOS

Hacia la organización del sector floricultor

Hacia la organización del sector floricultor
Del 18 al 20 de agosto, la Federación Holandesa de Sindicatos (FNV) realizó su primera visita a la zona bananera de Urabá y conoció la labor sindical y social que con singular entusiasmo lleva adelante el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Industria Agropecuaria (SINTRAINAGRO)
Tjalling Postma y Mauricio Rubiano Bello, asesor para América Latina y coordinador en Colombia de la FNV respectivamente, Patricio Sambonino, ahora representante para América Latina del Centro de Solidaridad Sindical de Finlandia (SASK) pero que trabajó durante años para la FNV, pudieron apreciar de primera mano todo el trabajo y la acción social y comunitaria que destaca la praxis de SINTRAINAGRO.
 
Es que este Sindicato -el mayor de trabajadores bananeros del mundo- ha sabido enfrentarse como ninguno a los grupos violentos que se dieron cita en Urabá en los años 80 y 90, donde la región fue considerada “la esquina más violenta del mundo” y donde en aquellas circunstancias 1.200 sindicalistas fueron asesinados, entre activistas, afiliados y dirigentes de esta porfiada organización.
 
Por aquellos años, en esa región, perdida en el norte colombiano, rica en recursos y pobre en presencia estatal emergió un sindicato que no sólo logró avanzar a pesar de los desgarros infligidos por los grupos alzados en armas, sino que, con inteligencia y unidad, supo blindar un convenio colectivo para todo el sector bananero, un convenio único en un país en el que la modalidad imperante es la negociación individual empresa por empresa.
 
Un sindicato que va por más
 
El pasado 2 de agosto, en la sabana grande de Bogotá, municipio de Facatativá,SINTRAINAGRO creó una nueva seccional para el sector floricultor, proyecto que cuenta con el respaldo de la FNV.
 
Se trata de organizar sindicalmente a 80.000 trabajadores y trabajadoras de un sector en el que la gente puede encontrar un empleo pero no tiene un solo derecho.
 
“Nosotros comenzamos con 25 afiliados -comentó Guillermo Rivera, presidente de SINTRAINAGRO– y hoy somos unos 27 mil agrupados. Con el respaldo de la CUT, de la UITA y de la FNV, SINTRAINAGRO tiene todas las de ganar en el sector flores.
 
Ese espectacular crecimiento constituye un muy fuerte aliciente para continuar la lucha por llegar a agrupar sindicalmente a los trabajadores floricultores de Colombia “, concluyó.
 
flor 610
Ilustración :Allan McDonald (rel-UITA).