Uruguay | SINDICATOS | COCA COLA

Elecciones en el STCC
Con Gustavo Sotelo

“Siento que tengo mucho que aportar
al sindicato todavía”

Gustavo Sotelo fue elegido nuevo presidente de nuestra organización afiliada, el Sindicato de Trabajadores de Coca Cola (STCC) con un amplio margen de votos.

Amalia Antúnez


Gustavo Sotelo | Foto: Gerardo Iglesias

La pandemia y algunos procesos de reestructuración retrasaron las elecciones, que debieron realizarse entre abril y mayo.
Finalmente se logró que del 21 al 24 de setiembre votaran en el interior del país, ya que el STCC tiene bases en 15 de los 19 departamentos, y del 27 al 29 fue el turno de los afiliados y afiliadas en Montevideo.

De los 820 trabajadores y trabajadoras habilitados para votar, 720 lo hicieron y 386 se inclinaron por la lista que encabeza Sotelo.

“Entre 2009 y 2011 estuve ocupando este puesto en el sindicato y después de esa etapa, más precisamente a partir de 2016, vengo trabajando conjuntamente con los compañeros de directiva”, recuerda Sotelo.

El dirigente señala que aun en el período en que no estuvo integrando puestos directivos en el sindicato, jamás abandonó la militancia y es esa una de las razones que él evalúa para volver a la presidencia, además del pedido de sus compañeros.

“Creo que todavía tengo mucho para aportar a un Sindicato que atraviesa un cambio generacional importante. En la planta de Coca Cola un 90 por ciento de los compañeros no superan los 40 años y esto no es un dato menor”, subraya.

El futuro del sindicato

“Sin ir más lejos el presidente saliente Pablo Cabrera es muy joven y, salvo Richard Mederos y yo, que somos los más veteranos (sonrisas), el resto de los compañeros de la directiva es gente joven”, destaca.

Sotelo explica que estos procesos de recambio no son sencillos, pero es uno de los desafíos que tiene el Sindicato para este período: formar nuevos cuadros dirigentes que puedan dar continuidad a la tarea que desarrolla la organización.
“Tenemos que seguir formando a los jóvenes porque ellos son el futuro del Sindicato”, afirma.

Consultado sobre el número de mujeres que integran la organización Sotelo señaló que allí hay un déficit.

“Si bien tenemos más compañeras afiliadas al Sindicato, todavía no hay ninguna en la directiva. Es uno de los temas que queremos abordar y seguir trabajando para sumar compañeras ya que la misma empresa viene abriendo espacio a más mujeres”, apunta.

“Hace 10 años en la planta de Coca Cola en Montevideo si se empleaba a 15 mujeres era mucho. Actualmente son más de 60, que ocupan diversos puestos en la planta de producción, así como en ventas y laboratorio”, explica Sotelo.

Diferentes realidades, la misma lucha

Sobre el vínculo con otras organizaciones sindicales de la región, remarcó la importancia de formar parte de la Rel UITA y la Federación Latinoamericana de Trabajadores de Coca Cola (Felatrac), no sólo por el respaldo que reciben, sino porque considera que, en empresas transnacionales, se debe fomentar una organización de los trabajadores que trascienda fronteras.

“Seguimos trabajando para que los compañeros del sindicato entiendan la importancia de pertenecer a una organización internacional como la UITA, siempre contamos con Gerardo Iglesias para estas instancias de integración de los trabajadores”.

La directiva del STCC está en contacto permanente con sus pares de la Felatrac y de la Federación Argentina de Trabajadores de Aguas Gaseosas y Afines (Fataga), lo que fortalece la unidad de acción regional.

“Necesitamos de esta herramienta porque con la globalización de las empresas es necesario que los trabajadores estemos integrados también. Aunque nuestras realidades sean diferentes, la lucha es la misma”.